Hello pottingers!

Ayyyy como siento no haber podido actualizar tanto como hubiera querido, pero me ha sido imposible... 
Pero ya basta de excusas!, hay que volver al trabajo y hoy vengo con otra entrada de esas que son fijas en el blog, las dedicadas al acné adulto.  Yo, de momento, es algo que tengo semi controlado y digo "semi" porque creo que el acné es algo que no se cura nunca, que siempre está latente por lo que hay que tener siempre mucho cuidado con los productos que se usan para no causar un brote, y sobre todo, usar productos preventivos para no alimentar a esos molestos granitos.

Aprovecho para recordaros las otras entradas dedicadas al acné adulto:
La dedicada al Effaclar Duo de la Roche Posay
La del Acnilaude K de Cum Laude
La correspondiente al Sébium Sérum de Bioderma
La entrada sobre el  Effaclar K de La Roche Posay
Y finalmente la del té verde

La entrada de hoy es sobre algo que es más viejo que la pana, pero que es tremendamente efectivo para el acné: la levadura de cerveza.



La levadura de cerveza es un hongo unicelular que se obtiene de la descomposición del gluten de la malta o cebada. Una vez obtenido, se lava y se seca para que sea apto para el consumo.
La levadura de cerveza que se usa como suplemento dietético no debe confundirse con la que se usa para subir el pan o para la elaboración de la cerveza. Esta levadura se ha secado a altas temperaturas lo que determina que no tenga capacidad de fermentación. Esta levadura se obtiene como un subproducto a partir de la fermentación de la cerveza (queda depositada en el fondo de los tanques de maduración y almacenaje de la cerveza en frío). Después de su lavado y secado ya es apta para su consumo. Aunque se obtenga con la elaboración de la cerveza, evidentemente, no tiene alcohol.  

La levadura de cerveza tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, entre ellas su importante aporte de proteínas, la regulación de nuestros niveles de azúcar en sangre, pero sobre todo y la que aquí nos importa,  la de mejorar el estado de la piel, y favorecer el crecimiento del pelo y las uñas.
Centrándonos en sus propiedades estéticas, este alimento destaca por tener un efecto depurativo sobre la piel y por ser rico en zinc, mineral astringente, antiséptico y protector bactericida para la piel.
Además es rico en proteínas y vitaminas del grupo B que hacen una combinación ideal para la regeneración de los tejidos. Tiene rápidos y comprobados efectos en la recuperación de la piel después de quemaduras o intervenciones quirúrgicas.

La levadura de cerveza, es un complemento alimenticio rico en vitaminas, especialmente del grupo B. Entre ellas encontramos la vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B3 (niacina), vitamina B5 (ácido pantoténico), vitamina B6 (piridoxina), vitamina B8 (bitoina), vitamina B9 (ácido fólico) y vitamina B12 (cianocobalamina).
Es un gran depurador de la piel, lo que lo hace fundamental en esos casos de acné tanto juvenil como adulto que es mi caso.

Es MUY IMPORTANTE que tengáis paciencia y que seáis constantes como con todo tratamiento que empecéis.  No vale con tomar levadura 2 o 3 semanas y pretender que desaparezca cualquier lesión acnéica o tener un pelo como el de Gisele Bundchen.  Hay que ser paciente y empezaréis a ver resultados a partir de 4 o 5 meses, dependerá de vuestro estado de salud, y de muchos otros factores como alimentación o demás cuidados estéticos que sigáis.

Tiene que quedarnos claro que la levadura de cerveza no es un producto artificial, ni un medicamento, es un alimento y como tal, no hay limitaciones en cuanto a su consumo.  Podemos tomar levadura de cerveza toda la vida, es un nutriente como pueda ser la fruta, la carne o los lácteos.  Es decir, en otros remedios de herbolario, tenemos que hacer ciclos de tomas, pero no así en la levadura de cerveza.  Es tan beneficioso para la piel, que podemos tomarlo sin interrupción siempre que queramos y todo el tiempo que necesitemos.
Yo hace más de un año que lo tomo y no pienso dejar de hacerlo.


Tiene un altísimo contenido en proteínas y además estas tienen un alto valor biológico ya que tienen todos los aminoácidos esenciales, con lo cual es ideal como complemento para las dietas vegetarianas. Su valor protéico es superior al germen de trigo, al de la soja y superior a la carne de ternera, ya que posee todos los aminoácidos esenciales. También tiene un alto contenido en Selenio, Zinc, Fósforo, Magnesio y Cromo, lo que lo hace indicado en diabéticos pues ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y en hierro.

Se puede comprar la levadura de cerveza en forma de polvo o en forma de copos, para añadir directamente a la comida. También hay comprimidos para ingerir dado que a algunas personas, como a mí, no nos gusta el sabor amargo de este producto. La dosis habitual en caso de optar por el polvo o copos, es de 2 o 3 cucharadas diarias tomadas poco a poco para no alterar el sabor de las comidas.  En caso de tomar comprimidos, variará según el fabricante o el laboratorio donde se produzca por lo que deberemos atender a lo que nos indique el prospecto.  En cualquier caso se suelen ingerir entre 4 y 12 comprimidos diarios.

Algunas personas pueden manifestar problemas de adaptación a este suplemento al que no se encuentran acostumbrados. Entre los síntomas más habituales de estos problemas iniciales se encuentran: picor, manchas en la piel, urticaria o flatulencias. Ninguno de estos se ha dado en mi caso pero como cada persona somos un mundo, hay que avisar, como con todo alimento, que no a todas las personas puede sentarle bien.  Ya sabéis que hay infinidad de alergias alimentarias que pueden causar estos mismos síntomas, por lo que bastaría con dejar de tomar levadura de cerveza para dejar de padecer estos problemas.




La levadura de cerveza tiene un efecto comprobado de rejuvenecimiento sobre la piel, la limpia desde el interior y la regenera por completo.  En mí ha tenido un efecto totalmente milagroso, me ha cambiado totalmente la textura de la piel y ha limpiado mi cara de ese molesto acné con espinillas tan brutales que tenía. La piel se ve sencillamente sana, purificada y limpia.
A esto tengo que decir que el éxito de mi particular batalla contra el acné, se basa en muchos factores y no sé cuál de ellos es el que más ha ayudado, lo que está claro es que me ha funcionado.  A lo que me refiero es que yo he seguido una estricta rutina anti-acné que se basa desde un cambio en la alimentación (a lo que dedicaré otro post), hasta un cambio en usos cosméticos y en la toma de suplementos alimenticios como es la levadura de cerveza.  De eso os hablo en esta serie de entradas dedicadas al acné adulto.

Pero no sólo es útil contra el acné, la levadura de cerveza es un importante aliado cosmético ya que al ser una de las principales fuentes de biotina ( vitamina B8 ) , mejora la calidad de cabello, uñas y piel, lo que os ayudará a tener un pelo y uñas sanos, fuertes y hacer que estos crezcan con mayor rapidez.

Es muy fácil de encontrar en herbolarios, tiendas de dietética, parafarmacias y supermercados. Yo la compro de diferentes marcas y laboratorios, según me pille...  Normalmente compro la de Mercadona que es de los laboratorios Valens.  El envase es de 60 comprimidos y el precio son 4,50€.  El fabricante recomienda tomar 2 cápsulas 2 veces al día antes de las comidas (en mi caso el desayuno y la cena).
Hasta aquí os he presentado la panacea contra el acné, pero ya sabéis que no todo es bueno al 100% ya que mientras que para algunos tipos de acné (como el vulgaris o comun) puede estar recomendado el consumo de levadura de cerveza por sus propiedades nutricionales, para el acné iatrogénico**, la vitamina B que es abundante en la levadura de cerveza, puede resultar perjudicial. Por este motivo es recomendable consultar a un dermatólogo antes de incluir la levadura de cerveza como complemento dietético en el tratamiento del acné o que tengáis claro qué tipo de acné es el vuestro.
**el acné iatrogénico es un tipo de acné causado por el uso/abuso de ciertos medicamentos o sustancias tales como esteroides anabolizantes, androgénicos o testosterona (p.ej.: corticoides, anticonceptivos...)


Podría extenderme mucho más hablándoos de la levadura de cerveza pero creo que ya me ha quedado un post larguísimo y no sé si a estas alturas hay alguien todavía leyendo estas líneas por lo que simplemente os voy a recomendar que lo probéis.  Ya sabéis que siempre os digo que no perdéis nada por probarlo, que hay tratamientos mucho más costosos, molestos y dañinos para la salud que no son para nada la solución.  Al fin y al cabo, esto es un remedio natural que lleva muchos años usándose y que como dice mi madre, lo único que te puede hacer es que no te haga nada, pero ¿por qué no intentarlo?.

¿Os animáis con la levadura de cerveza?.

Enlaces a esta entrada