Hello pottingers!

Hoy os traigo otra entrada dedicada a mis primers favoritos.  Ya sabéis que los primers nos ayudan a mantener los brillos a raya y a alisar o preparar la piel antes de aplicar la base de maquillaje y que por tanto éste dure más tiempo intacto.  Es un preparador que se utiliza antes del maquillaje y en algunos casos como este del que os hablo, también después.

De-Slick Oil Control Makeup Setting-Spray 
  
 

No recuerdo por qué me compré este producto... No sé si lo leí en algún blog o lo compré al azar al verlo en alguna tienda on line de cosmética, debió ser en una de esas etapas compulsivas de compra potinguil, el caso es que acerté de pleno y que descubrí un producto excelente.  Ahora que me he puesto a recordar, creo que fue porque hubo una época en la que mi piel generaba demasiada grasa y me puse a buscar un producto que me parase semejante producción oleosa...

Este producto pertenece a la firma Urban Decay, marca de culto entre las bloggers por sus famosas paletas de ojos (Naked) y por crear productos novedosos y de muy alta calidad. Este spray en concreto está elaborado en colaboración con Skindinävia.

Este spray promete mantener fresco el maquillaje durante todo el día manteniendo una cobertura total y evitando la pérdida de colorControla el exceso de producción de grasa y disminuye los brillos además de retener la hidratación natural de la piel.  La marca promete mantener el maquillaje intacto hasta 16 horas y no sólo la base sino también sombras y blush ya que se aplica sobre todo el rostro antes y después de habernos maquillado.  Esto es muy diferente y significativo respecto a otros primers que sólo se aplican como paso previo sobre mejillas, frente y mentón.

Ésta innovadora fórmula clínicamente probada contiene "Tecnología de Control de Temperatura" patentada, que realmente baja la temperatura de tu maquillaje para que se quede en su lugar y para mantener la piel suave, pero nunca brillante.
Se trata de un producto magnífico para sellar el maquillaje, refrescarlo y hacer que éste se adhiera a la piel y parezca natural, sin acartonar.

Entre sus ingredientes contiene "Dimethicone PEG-7 Phosphate", pero aunque ponga Dimethicone, si va acompañada de PEG-7 significa que es una silicona soluble en el agua.  Además está muy al final de la lista de ingredientes por lo que eso significa que contiene menos cantidad de ese compuesto.  Yo no he tenido problemas de granitos, pero siempre digo que cada piel es un mundo.
Por lo demás es oil-free y paraben-free por lo que es muy adecuado para pieles grasas como la mía porque además de no contener aceites, controla  la grasa que genera la piel.

El formato en spray hace que el producto salga en forma de bruma, parecido a cuando aplicamos agua termal sobre el rostro. Es incoloro, carece de perfume y la piel lo absorbe inmediatamente, aunque yo le ayudo un poco dando ligeros toquecitos con los dedos.


Urban Decay tiene 3 esprays fijadores para distintas necesidades:


-De-Slick Oil Control Makeup Setting Spray (el que os hablo en el post y especial para las pieles grasas ya que controla la producción de grasa).
-Dew Me Mosturizing Makeup Setting Spray (especial para pieles secas, ya que sus ingredientes aportan hidratación extra para que el maquillaje se mantenga y no se cuartee ni se reseque y que no se marquen las arruguitas de expresión). 
-All Nighter Long Lasting Makeup Setting Spray (fija, mantiene y sella el maquillaje durante toda la noche).

Yo lo compré en formato pequeño o de viaje (15 ml.) pero lo hay en formato de 118 ml. y 177 ml.  Cuando no conozco un producto, suelo comprarlo en formato más pequeño si hay opción, por si luego no me gusta.  Afortunadamente muchas marcas fabrican formatos mini lo que nos facilita probar el producto y si no te gusta no gastarte un dineral.





No puedo decir otra cosa, el producto es simplemente FANTÁSTICO.  Yo no lo uso a diario pero sí cuando necesito que mi maquillaje dure todo el día o cuando sé que tengo que estar bien maquillada desde la mañana a la noche.  No cuartea el maquillaje ni reseca la piel y mantiene los brillos a raya.  Lo he probado tanto en verano como en invierno y es igualmente efectivo.  Pensaba usarlo en mi boda porque ya os he comentado que me maquillé yo, pero unos meses antes me compré el Veil Mineral Primer de Hourglass Cosmetics y me decidí por éste, porque el acabado que deja en la piel es más pulido.
En cualquier caso es un primer de una calidad excepcional, no sé por qué no es más conocido porque cuantos otros más famosos no le llegan a la altura del zapato.


La marca indica que se debe usar antes y después de haber maquillado todo el rostro (base, corrector, blush y sombras), a una distancia de unos 30 cm. y de 2 a 4 pulverizaciones.  A mí como mejor resultado me da, es usándolo solo antes de maquillarme.  Me aplico mi serum, mi crema hidratante, dejo que se sequen un poquito (ya sabéis que entre paso y paso de producto hay que dejar pasar un tiempo), y después pulverizo en la frente, mejillas y mentón dando pequeños toquecitos para ayudar a que se seque.
También he probado a usarlo solo después de maquillarme pero me parece que es menos efectivo y además también me da la sensación que estropea un poco el maquillaje.
Con ello consigo una piel intacta, un rostro sin brillos y un maquillaje que dura horas y horas como si me hubiera maquillado hace 5 minutos.


Mi favorito hasta la fecha es el de Hourglass, pero este le va a la zaga porque es igualmente excelente.

Los 113 ml. cuestan alrededor de 29$ y el formato de viaje ronda los 10$ en Ebay o en otras tiendas de venta on line de cosmética.

¿Os animáis con este primer de Urban Decay by Skindinävia?
Enlaces a esta entrada
Hello pottingers!

Como yo no iba a ser menos y dado el auge que están teniendo las aguas micelares, hoy os contaré las que he probado y lo que me parecen.

El agua micelar, se creó en el siglo pasado por un farmacéutico, para limpiar las heridas de los pacientes en la unidad de quemados.  Lo que fue una invención en un primer momento destinado a uso médico, derivó en una revolución en la dermatología cosmética.

Como ya os comenté en la entrada dedicada a mi rutina facial (aquí), yo uso para desmaquillarme agua micelar prácticamente desde que la descubrí.  Me pareció un invento tan genial, que me faltó tiempo para incorporarla corriendo a mis hábitos de limpieza.
Desde entonces y ya hace unos añitos, estoy encantada y no he dejado de usarla en mi rutina facial nocturna como desmaquillante de rostro (y no de ojos porque prefiero utilizar uno específico) y antes de usar un jabón para eliminar cualquier rastro de grasa o maquillaje que pueda quedar.  Mi piel que es mixta-grasa pero también sensible, se siente reconfortada, nada agredida y totalmente limpia, sin necesidad de fricción y sin rojeces.  Antes cuando usaba leche desmaquillante, mi piel era un sufrir de lo que necesitaba frotar para dejarla limpia, y además siempre me daba la sensación de que me quedaban restos que no eliminaba.
Ahora, después de utilizar este producto, la sensación es como si ya te hubieras aplicado un tónico, de hecho, el agua micelar también se puede usar como tónico antes del maquillaje pero yo limito su uso al modo que os he explicado.
Mucha gente confunde el agua micelar con el agua termal pero son 2 productos complementarios no sustitutos, por lo que tienen funciones distintas.  Mientras que el agua micelar limpia, calma y refresca la piel, el agua termal, hidrata, refresca y la suaviza pero no la limpia.
El agua micelar se creó pensando en las pieles sensibles, para evitar que éstas sufran con el proceso de limpieza y que no se vean agredidas. Ahora su uso se ha extendido para todo tipo de pieles por ser un producto respetuoso y de cuidado para la piel.

¿Qué es?
Se trata de agua formada por unas macro-moléculas llamadas micelas y tensoactivos por lo que el resultado es un producto capaz de absorber determinados compuestos químicos (desde cosméticos hasta grasa) insolubles en el agua normal.
¿Cómo se usa?
Empapando un algodón de forma generosa y aplicándolo por todo el rostro para eliminar el maquillaje y la suciedad.
Al estar formulada a base agua, el agua micelar también tiene propiedades calmantes, refrescantes y además no necesita aclarado.
Resultado:
No deja residuo en la piel, no la deja tirante, ni pegajosa y la piel queda totalmente limpia y fresca.
Después de todo este rollo que os he soltado para meternos en el tema, ahora vamos al grueso de la cuestión... ¿os parece?


1.-Haruhada Hyaluronic Acid Cleansing Water

Dudé si incluir este producto dentro de aquí o dedicarle una sección dentro de la "Cosmética asiática", pero al final he decidido comentarlo aquí porque en ningún otro sitio mejor...
Compré este producto cansada de no encontrar el agua micelar de Bioderma a un buen precio.  Estaba harta de pagar casi 20€ por la Sensibio H2O y me lancé animada por sus buenas críticas en la red y por mi ansia por probar productos asiáticos novedosos.
Haruhada es una firma japonesa de cosmética con estupendos productos de excelente calidad y este no decepciona además de ser un éxito en ventas en Japón.

Este agua limpiadora contiene ácido hialurónico y ácido cítrico para no solo desmaquillar sino también hidratar y reafirmar la piel.  En principio está destinada para todos tipos de piel, pero yo no la recomiendo para pieles muy sensibles ya que contiene ácido cítrico.  Además, indican que puede usarse para desmaquillar ojos y rostro pero yo el tiempo que la usé, noté que se me caían más las pestañas y se me debilitaron sin ninguna duda.
Como en el caso de Bioderma, no contiene ni alcohol ni perfume.
Haruhada también comercializa otra versión de agua limpiadora con colágeno soluble y extracto de malva pero ésta no la he probado.
Desmaquilla de forma excelente hasta el maquillaje más pesado, pero yo creo que Bioderma cunde más, me da la sensación que hay que usar menos producto para conseguir el mismo resultado.  Es una muy buena opción y estupenda alternativa a la Sensibio H2O si ésta os parece demasiado cara o si como yo, os gusta probar cosmética asiática.
El envase es una botella  opaca de plástico que incluye instrucciones de uso en japonés e inglés.

Podéis encontrarla en Ebay u otras tiendas de cosmética asiática como Sasa a un precio de 13.90$ el envase de 500 ml. 
Valoración: 8/10.  La recomiendo si no tenéis la piel excesivamente sensible y siempre que no la utilicéis para los ojos.
Precio: a partir de 13.90$ de Sasa.com


2.- Cleansing Water-Micellar Lotion de Kiko

Otra de mis compras impulsivas... cada vez que entro en una tienda Kiko no salgo con las manos vacías.  Siempre tienen productos en promoción a muy buen precio y la verdad es que son muy tentadores.  Yo hasta la entonces sólo había probado productos de colorido, básicamente sombras, lápices y labiales, pero nada de cosmética.  No se decir por qué pero no me dan confianza.  En cuanto vi este agua micelar en oferta me lo pensé pero al final el precio me pudo, me costó 4.90€, así que se vino conmigo.
El agua micelar de Kiko también está pensada para pieles delicadas y puede ser usada en rostro, ojos y labios.  Está compuesta de extractos naturales de altea (propiedades hidratantes y protectoras) y de albaricoque (calmante y tonificante) además de ser no comedogénica, hipoalergénica y sin parabenos.  Pero contiene perfume, alcohol y agentes irritantes a piñón... (Linalool, Sodium Hydroxide ¿por qué?).
El envase es translúcido y con bomba dosificadora que odio profundamente.
Uffff, qué deciros de este agua micelar, pues que no me gusta NADA. Ni que lleve perfume, ni alcohol, ni su formato ni sus resultados.  Al principio pensé que podría gastarlo pero desisto porque me reseca mucho la piel y ésta se queja profundamente cuando lo utilizo, y eso que apenas han sido 5 o 6 usos los que le he dado.  El olor es horroroso y siento como si aplicase puro alcohol perfumado para limpiarme la cara.
Definitivamente hay opciones muchísimo mejores porque aunque sea barato no compensa. 
Podéis encontrarla en las tiendas Kiko tanto físicas y online en formato de 200 ml.
Valoración: 3/10
Precio: 6.90€



3.-Bioderma Sensibio H2O

El agua micelar de Bioderma es uno de los productos estrella de los laboratorios y es la única agua micelar que aumenta la tolerancia de las pieles sensibles y las hace más resistentes a las agresiones externas gracias a Toleridine®, una asociación de activos exclusiva de Bioderma.
Este producto contiene una solución acuosa de ácidos grasos libres. A una concentración muy elevada, estos ácidos forman las micelas que al ser hidrófilas en su exterior, disuelven las impurezas de la piel. Y al tener un interior lipófilo, capturan las impurezas rápidamente, como una ventosa. Una vez aprisionadas, las impurezas se eliminan fácilmente con un algodón, dejando una piel limpia y suave.
Sensibio H2O es muy eficaz y cuidadosa con la piel sensible. Además, contiene innovadores componentes naturales que respetan la biología de la piel, la hidratan y la calman.
Es un producto que puede ser usado en rostro y ojos. Carece de perfume y alcohol y es totalmente respetuoso hasta para las pieles más sensibles.
Recientemente Bioderma ha lanzado una versión para pieles con rosácea, rojeces y couperosis, se trata de Sensibio H2O AR con el complejo patentado Rosactiv®.
Podéis encontrarlo en farmacias y parafarmacias en formato de 100 ml., 250 ml. y 500 ml.
Valoración: 10/10. Para mí es un producto fantástico y mi favorito de todas las que he probado.  Os lo recomiendo al 100% y sobre todo si tenéis la piel sensible.
Precio: depende mucho de donde lo compréis.  Antes, rondaba los 20€ pero ahora que ya es posible encontrarlo a partir de 15.50€ el formato de 500 ml.

A mí me gusta este formato, el de la boquilla normal.


Odio profundamente el que tiene el formato con bomba... (éste)








4.- Solution Micellaire Physiologique de La Roche Posay

De nuevo mi ansia por probar productos nuevos, me llevó a comprar este agua micelar de una marca que me gusta. mucho, además estaba en promoción en la farmacia así que me faltó tiempo para llevármela a casa.
La Roche Posay comercializa este producto como un desmaquillante para piel sensible con agentes limpiadores seleccionados para una buena tolerancia, gran poder desmaquillante y con agua termal de La Roche-Posay.  Además contiene un pH fisiológico, no comedogénica, sin jabón, sin alcohol, sin colorantes, sin parabenes, pero sí tiene perfume, además bastante intenso con lo que para mí ya es un punto en contra.  Además, y como en el caso del agua de Haruhada, contiene también ácido cítrico.
No entiendo como La Roche Posay haga un producto para pieles sensibles e incluyan perfume ¿por qué?, ¿para qué?, ¿qué necesidad hay?.  No es un lavaplatos, es un desmaquillante, así que no le encuentro ningún sentido.
También, y como en el resto de los casos, está destinada a rostro, ojos y labios sin necesidad de aclarado.
Como os digo lo primero que llama la atención al usarla es su intenso perfume que no me desagrada pero no me gusta que los limpiadores lo tengan porque sencillamente no hace falta.  
Es un producto que limpia bien y desmaquilla bien pero mi piel se resintió levemente y noté que me la secaba ligeramente.
Podéis encontrarla en farmacias y parafarmacias en formato de botella de plástico de 200 ml. y 400 ml.
Valoración: 7/10. No me gusta que tenga perfume y creo que hay opciones mucho mejores. 
Precio: a partir de los 9.90€ para el formato de 400 ml.























5.- Bioderma Sébium Serum

Como me gusta tanto la Sensibio H2O de Bioderma, decidí probar la versión para pieles mixtas y grasas de la firma. Además la gama Sébium me encanta así que allá que fui a comprarla, menos mal que lo hice en su versión más pequeña, la de 100 ml, porque no me gusta tanto como su versión Sensibio.

Para empezar, la solución micelar Sébium Serum no se puede utilizar en los ojos, así que si sois de las que sólo os gusta usar un solo producto por comodidad, olvidaros de esta.  Se debe a que está enriquecida con principios activos purificantes que sanean la epidermis y limitan su secreción sebácea gracias a su complejo sebocorrector patentado Fluidactiv®.
Contiene ácido cítrico, extracto de Ginkgo Biloba y  perfume (de nuevo no entiendo la necesidad), es no comedogénico y no contiene alcohol.
A mí no me acaba de convencer tanto como la Sensibio, tengo la piel grasa y con tendencia acnéica pero  como afortunadamente ahora no tengo muchos granitos, tampoco siento la necesidad de usar tantos productos que sean por y para piel con problemas.
Por lo demás, siento como si no me limpiase tan bien la piel como la Sensibio, además de no gustarme que contenga perfume.  Me da la sensación que tengo que usar más producto para conseguir un resultado peor.  En cualquier caso es un producto bueno amparado por unos laboratorios de excelente calidad.

Podéis encontrarla en farmacias y parafarmacias en formato de 100 ml., 250 ml. y 500 ml.
Valoración: 7/10
Precio: a partir de 15.90€ el formato de 500 ml. (igual que la Sensibio), aunque buscad y mirad mucho porque hay unas diferencias abismales entre unas farmacias y otras de casi 5€ de diferencia.
Antes era más caro porque era una marca que no la tenían en muchos sitios pero ahora Bioderma se vende en muchísimos sitios por lo que hay más guerra de precios.




















Por si no ha quedado claro después de este rollazo, mis favoritas son la Sensibio H2O de Bioderma y la Haruhada Hyaluronic Acid Cleanser Water.

¿Os animáis con el agua micelar?
Enlaces a esta entrada
Hello pottingers!

Aquí vengo con otra entrada dedicada a la cosmética asiática.
Esta vez con una marca hasta hace poco tiempo, poco conocida, la marca Shills.
Shills, al contrario que mucha gente cree, no es coreana, ni japonesa sino taiwanesa, como la marca Ünt de la que os hablé aquí y aquí.
Desde que conocí esta marca, me atrajo por los productos tan diferentes y curiosos que tiene.  Os recomiendo que si tenéis la posibilidad, compréis tratamientos de esta marca porque tienen una calidad muy buena y se destinan a necesidades en las que no se fijan otros fabricantes.  Por ejemplo, tienen una BB Cream para piernas o una crema blanquente de axilas...
La gama es muy muy amplia pero difícil de conseguir y por tanto comprar. Y si a eso le sumamos que es muy codiciada por muchas frikis de la cosmética como yo y que por eso es muy falsificada por China, la cosa se complica.  Shills tiene muchos productos muy valorados ya que son de muy buena calidad, por eso es muy susceptible de ser copiada con el peligro que eso implica al tratarse de cosmética y de que el producto vaya directamente al contacto con la piel.  Por eso yo recomiendo comprar en tiendas on line de confianza o a vendedores de ebay taiwaneses y no chinos.
Se trata de...

Hydrating Nutrient Mask



Ya os he ido contando que mi piel es mixta-grasa, pero eso no quiere decir que a veces no le falte un extra de hidratación, y más cuando debido al estrés, al clima o a una alimentación poco adecuada, la piel me lo pida a gritos.  Antes mi piel estaba más "sedienta" que ahora y necesitaba más de este tipo de productos, pero ahora gracias a la loción de Hada Labo, tengo menos necesidad de mascarillas hidratantes por lo que he espaciado algo su uso.  De todas formas, últimamente, mi piel está especialmente reactiva y con falta de hidratación y con esta mascarilla estoy consiguiendo que vuelva un poco a la normalidad.
Además, en mi ciudad hace mucho viento y frío por lo que mi piel agradece este tipo de mascarillas en invierno y a la piel le sientan estupendamente.




                                                                                                           
La mascarilla de Shills promete mejorar el tono desigual de la piel, dotándola de un extra de luminosidad y reponiendo la hidratación perdida.
La fórmula es una crema gel de color blanquecino que se absorbe genial por la piel y que nos permite tenerla puesta sin incomodidad.  No es nada pringosa o pesada y al cabo de 20 minutos aplicada con la piel seca, y retirada con la esponja konjac y con ayuda de agua templada la piel está mucho más suave e hidratada.  
A mí las mascarillas hidratantes me gusta quitarlas con un tissue y terminar con una pasada de agua micelar, pero el fabricante recomienda eliminarla con agua.  Como todo, para gustos los colores, así que no problem, que cada uno elija como prefiera. También el tiempo de exposición es susceptible de elección.  Yo las mascarillas las dejo "el tiempo que mi piel me lo pide" ¿y cómo es eso?, pues en el caso de las astringentes o limpiadoras cuando se secan, nunca antes y en el caso del resto, cuando veo que mi piel no acepta más producto.  No hay nadie mejor que una misma para saber qué necesita su piel.  En cualquier caso no pasa nada por dejarla más tiempo del indicado incluso varias horas.
Otra forma de uso en caso de que la piel esté muy necesitada de hidratación sería dejarla toda la noche como una sleeping mask y retirarla a la mañana siguiente (muy importante) sin usar jabón como en el resto de mascarillas "de noche".


Este tratamiento de Shills promete reducir también el enrojecimiento de la piel en caso de acné, ya que ésta es susceptible de inflamarse y sensibilizarse.  Yo no puedo opinar en este aspecto porque gracias a Dios, hace mucho que no tengo un brote violento de acné... pero sí que he comprobado que alivia ligeramente las rojeces existentes, así que quizás pueda calmar algo los granitos.
Cuando la piel esté áspera o más seca de lo habitual es momento de utilizar la mascarilla de Shills.
La máscarilla contiene entre otros ingredientes, ácido hialurónico (alto poder hidratante) extracto de alga espirulina, aloe vera (calmante), extracto de camomilapepino.
Shills también tiene otra mascarilla hidratante que les va mucho mejor a las pieles secas, se trata de la Cherry Blossom Creamy Hydrating Masque.  Se trata de una mascarilla mucho más untosa y con mayor poder de hidratación, pero debéis evitarla las que tengáis la piel mixta-grasa porque es demasiado rica para este tipo de piel.


Mi experiencia personal es muy buena, es un producto fantástico y en mi humilde opinión, la necesitáis sí o sí.  Todas las pieles, tanto secas como grasas necesitan un aporte de hidratación en menor o mayor medida.  En incluso las pieles excesivamente grasas en ocasiones se deshidratan y necesitan una ayuda adicional.
Después de la aplicación de esta mascarilla, mi piel está reconfortada, iluminada, cómoda  y profundamente hidratada.  Se ve clara, luminosa y sana, y se encarga de combatir esos pellejitos que se forman cuando la piel ya no puede más y está agredida por la calefacción, el aire acondicionado, el aire, el frío o el calor.
En mi caso, es un básico para usarla en invierno porque tengo la piel muy sensible y todo lo que he mencionado anteriormente le afecta un montón.

Antes en Ebay había muchos productos de Shills pero ahora son más difíciles de encontrar.  Es en Sasa.com donde tienen casi todos sus productos y a un precio muy bueno.
Podéis encontrar esta mascarilla a 7.40$ aquí

¿Os animáis con Shills?
Enlaces a esta entrada
Hello pottingers!

Esta entrada va a ser un poco más diferente que las demás, hoy os hablaré de los productos de cosmética asiática que en mi modesta opinión, no merecen la pena y no debéis comprar.
Espero no alargarme mucho porque tengo unos cuantos...

El primero de ellos y uno de los que más me ha decepcionado es el Avocado Rich Eye Balm de Skinfood.

Yo sé que es uno de los productos más buscados y venerados ya no sólo de la firma, sino en general dentro de la cosmética asiática.  Son muchas las gurús y bloggers que proclaman que es un producto fantástico ya que para muchas es un clon del Creamy Eye Treatment with Avocado de Kiehl´s pero para mí no es así y a mí no me ha funcionado.

Quizás es que tengo una edad que ya no es para usar este tipo de crema.  Es decir tengo 38 años y mi piel pide a gritos una crema de ojos no grasa (soy propensa a los milliums), hidratante pero sobre todo con un efecto antiarrugas o antiedad.  Y ésta es sólo una crema hidratante sin más que quizás sea más adecuada para pieles más jóvenes.
Para mí además, es demasiado consistente, yo busco más otras texturas más ligeras (no gel) y que se absorban mejor ya que a mi piel le cuesta bebersela.  Pero por contra, no me hidrata lo suficiente y al cabo de unas horas se marcan mis arruguitas y es como si expulsara el corrector.  
Por otro lado, la crema es como una especie de mantequilla, así que en verano es relativamente fácil de aplicar porque el calor hace que se derrita, pero en invierno se solidifica y no hay forma de meter el dedo en el tarrito y aplicar una pequeña cantidad.  Hay que conformarse con tomar un pegote y con ligeros golpecitos intentar que el contorno lo absorba, y os aseguro que no es fácil.


A favor hay que decir que el precio es muy económico (aprox. 10€) y que la cantidad son 30 gr. de producto frente a los 15 gr. que suelen contener otros contornos de ojos.  Ultimamente es difícil de encontrar porque está muy demandado y el precio ha subido bastante, así que ya sabéis si os decidís a probarlo...

El siguiente producto que NO recomiendo es Pure Brightener Seikisho de Kose.

 
Pese a que la marca japonesa Kose es una de las mejores en la cosmética japonesa, yo no he acertado con sus productos y eso que he probado varios.  La marca siempre me ha llamado mucho la atención desde que la conocí hace unos años, sobre todo porque cuenta con una línea llamada "medicated". En Japón hay una categoría de productos denominada medicated, que equivaldría a algo así como "cosmecéuticos" o dermocosmética (mezcla de medicamento+cosmético). En occidente esto no ocurre pero en Japón esto está regulado y cuando una empresa utiliza algún ingrediente cosmético con eficacia demostrada en estudios el Ministerio de Salud de Japón caracteriza al producto como "cuasi-drugs" o "medicated".

Esta mascarilla de Kose promete una doble acción, por un lado realizar una limpieza profunda eliminando impurezas y revitalizando la piel opaca, y por otro lado es un gel exfoliante con un ligero efecto calor que elimina completamente las impurezas de los poros otorgando a la piel un efecto iluminador.
Este gel se calienta al entrar en contacto con la piel para abrir los poros y tonificar la piel y pasa del negro al gris lo que indica que se ha completado la acción exfoliante.
Me compré esta mascarilla porque se trata de un tratamiento de limpieza profunda con los beneficios del masaje para eliminar la suciedad y el exceso de sebo de los poros, y porque está pensada para pieles normales a grasas.


 

Pues bien, a mí no me hace efecto... La línea Seikisho es excelente y la marca más pero este producto a mí no me funciona en absoluto.  No me gustan los peelings encimáticos (prefiero los scrub, es decir, con gránulos) y este pese a que tiene un efecto calor agradable, no es nada efectiva, yo no noto la piel más limpia ni más luminosa.

Otro producto que no recomiendo aunque sea el último cosmético que quede en la faz de la tierra es el Under My Skin Goodbye Sebum Primer de Baviphat.




Me compré este producto con muchas ganas porque hubo un tiempo en el que sólo usaba BB Creams y como ya sabeis, pretender mantener intacto el maquillaje durante más de 6 horas sólo con una BB Cream (por mucho que esté destinada a una piel grasa) es imposible.  O yo por lo menos no lo he conseguido...
Así que me dediqué a buscar diferentes primers dentro de la amplísima gama de la cosmética asiática porque muchos de ellos están pensados para usar bajo una BB Cream, y uno de los que elegí fue éste.  Tengo que decir que también usé otros, como por ejemplo el Missha M BB Boomer Primer, y tampoco me gustó nada de nada.
Baviphat tiene 2 tipos de primers, éste del que os hablo que es especial para piel grasa, y el Under My Skin Moisturizing Primer que es para pieles normales a secas.

El Primer de Baviphat promete un control total de la grasa y de otorgar a la piel un aspecto sedoso, minimizar los poros y hacer que la piel permanezca mate durante horas.  Está pensada para pieles mixtas y grasas y además de mantener la piel libre de brillos, también oculta poros y finas lineas de expresión. Así que ya os imaginaréis que con estas promesas, yo tenía que probarlo.
Se trata de un gel denso y semi transparente con un perfume muy muy ligero.  Se aplica, como todos los primers, antes del maquillaje y después de la crema hidratante.  Hay que dejarlo secar y a continuación aplicar la base o BB Cream.



Mi experiencia con este producto es nula, no funciona en absoluto.  Ni controla los brillos, ni hace que el maquillaje dure más tiempo, ni deja la piel sedosa como otros primers.  En conclusión, no sirve para nada.   Es más, a mí me daba la sensación que debido a su consistencia pringosa y densa, aún me duraba menos el maquillaje y se me derretía antes la cara.  En mi caso, es un absoluto desastre y fue tirar el dinero. Lo único bueno que tiene es su formato con dispensador que hace salir la cantidad exacta de producto, por lo demás, nada destacable, es más, está casi entero y se ha ido directo a la basura.
La verdad es que no he tenido suerte con ninguno de los primers de cosmética asiática que he probado, no me ha gustado ninguno.

Otro producto que os desaconsejo comprar es el Kiss Me Japan Heroine Smooth Liquid Eyeliner.


   

De nuevo compré este eyeliner por las buenas críticas que tenía entre bloggers ya que es uno de los top ventas, así que no me lo pensé.  Adoro los eyeliners en rotulador y con trazo fino (este es de 0.1 mm) ya que creo que en este formato, por muy torpe que se sea siempre se obtiene un buen resultado.



Se trata de un producto japonés que promete ser resistente al calor, a la grasa del párpado, lágrimas y estar inalterable durante todo el día. Además, como ya os he comentado, el pincel  es muy fino por lo que permite introducir el trazo entre las pestañas y hacer así la línea más definida.  
Pues bien, en lo que a trazo fino estoy de acuerdo, pero no así con su durabilidad.  A mí no me dura intacto ni 2 horas.  Cuando me dibujo el rabillo, éste de desvanece al cabo de las pocas horas, y lo mismo pasa con el trazo cerca del lagrimal.  La línea se va borrando a lo largo del día y acabas por tener una línea difusa y desdibujada que hace muy feo el ojo.




















Por contra tengo que decir que sí que es verdad que el trazo es muy fino y que es muy fácil de utilizar pero creo que hay mejores opciones en el mercado por el mismo precio, como por ejemplo el 2-in-1 Lash Boosting Eyeliner + Serum de Physicians Formula. Este sí que es un producto excelente, en breve os hablaré de él.

Otro producto de la misma gama que no recomiendo es el Lioele Brush-pen Eyeliner.


 Compré este producto en un viaje, en una de las tiendas de Sasa.  Son un paraíso para las amantes de la cosmética asiática con miles de productos y marcas que no llegan a Europa, y una de las dependientas me lo recomendó al solicitarle un eyeliner negro negrísimo, resistente y fácil de aplicar.
Como ya os he comentado, me encantan los eyeliner de trazo fino, en formato de rotulador y con un intenso color negro, y éste parecía el candidato perfecto pero... no es así.
No hay que quitarle méritos, el trazo es finísimo y es facilísimo de utilizar pero su duración es mala y al intentar repasar la línea, el propio pincel se lleva el dibujo.  Además se seca bastante rápido por lo que en apenas 2 meses no tendréis ya producto.  Insisto, hay opciones mejores por los 10€ que cuesta.
De este, siento decir que no tengo fotos porque las he perdido en la inmensidad de mi ordenador, sorry...

Uffff, ya me he explayado bastante, creo que me ha quedado un post larguísimo y no dudéis que habrá una segunda parte porque me han quedado otros productos en el tintero que en ningún caso recomiendo.
Espero que os gusten este otro tipo de entradas de cosmética asiática.

¿Me contáis algún producto asiático que NO recomendéis?



Enlaces a esta entrada