Hello pottingers!

Ya lo sé, ya sé que no voy a descubrir nada nuevo con este producto, pero es a lo único que le soy fiel (en cosmética) desde hace casi 10 años.  Es uno de mis básicos de maquillaje.  

Se trata del Touch Eclat de Yves Saint Laurent que este año cumple su 20º aniversario.
El Touch Eclat es de esos productos de culto que cuando una celebrity o modelo famosa se le pregunta por sus secretos de maquillaje, siempre sale a relucir.  Y eso pese a la cantidad de años que han pasado desde su lanzamiento. 

 
 

Se trata del best-seller de la firma y se dice que se vende uno cada 10 segundos...
De él mucho se ha hablado y mucho se ha imitado pero creo que ninguno de los productos que ha salido inspirándose en él, tiene la calidad que le dió su creadora Terry de Gunzburg.





Terry es una maquilladora francesa que durante muchos años trabajó para Carita e YSL y que desde el 2001 tiene su propia firma cosmética By Terry, muy valorada y muy difícil de encontrar en España.  De vez en cuando me suena que he visto ventas privadas en alguna web española de venta online de cosmética, así que os recomiendo que si tenéis oportunidad os hagáis con algo de su firma ya que es fantástica.
Sus productos están caracterizados por tener una alta concentración de componentes activos que realzan el buen aspecto de la piel ya que aúnan tratamiento y color al mismo tiempo.
Los best seller de la firma son el Touche Veloute un corrector-iluminador, el maquillaje Light Expert Perfecting Foundation Brush y el Baume de Rose, un fantástico tratamiento reparador cosmético de labios.
Como no iba a ser menos, una vez tuvo su propia línea cosmética, creo su propio Éclat de Teint, un pincel iluminador con minerales que aporta una extraordinaria luminosidad y perfección a la piel.  Es fantástico como todos sus productos.

Volviendo al Touch Eclat de YSL, este producto tiene su orígen en 1992 y se trata de uno de los cosméticos más vendidos de la historia. ¿Cómo es posible?, sin duda alguna, por sus resultados.  

Soy fiel al Touch Eclat desde mucho tiempo, y me duele en el alma lo que cuesta, porque no es precisamente barato, pero una vez que lo tengo en mi poder, lo miro, lo uso y me doy cuenta que vale cada céntimo que cuesta.  En su favor tengo que decir que pese a la pequeña cantidad de producto que contiene 2.5 ml., a mí me dura 4 o 5 meses de uso diario.  Eso sí, un aviso a los señores de YSL, por favor, no lo suban más, que empezó costando 22€ y está sobrepasando los 30€...
El packaging es fantástico como todos los productos de la Maison francesa.  Cuando me lo compro y admiro la preciosa caja que lo contiene, es como si dentro me fuera a encontrar una elegante pluma Montblanc.  Continúo el ritual y al abrir la cajita, me encuentro un brillante cilindro dorado con las letras de la firma.  Ay cómo me encanta!.  Tengo que reconocer que tengo debilidad por el diseño de las marcas más míticas de cosmética como Chanel, Guerlain, Dior, porque cuidan al máximo el diseño de sus productos y son exigentes hasta con el más mínimo detalle.  Me encantan los brillos, los dorados, los negros lacados que acompañan a polveras, cuartetos de sombras, lápices, máscaras de pestañas... No puedo evitarlo, me encanta mirarlos y admirarlos.




¿Qué es el Touch Eclat?, un iluminador.
¿Un iluminador cualquiera?, noooooo, es mucho más que eso ya que debido a su formato, aplicador y textura se puede aplicar en muchas zonas que requieren un extra de luz en el rostro.   Se trata de una emulsión ultra fluída e hidratante que captura la luz, desvaneciendo los signos de fatiga y suavizando las imperfecciones con sólo un toque.
El Touch Eclat no funciona como un corrector de ojeras o de imperfecciones porque lo único que conseguiremos es destacarlas más.  No sirve para tapar un granito o mancha cutánea, para eso ya están los correctores.  Si lo aplicamos encima lo haremos todavía más visible.
Cuando usamos por primera vez el T.E. nos damos cuenta de lo fácil que es de usar ya que funciona como un "boli", es decir, presionando un botón que tiene en la parte superior, saldrá el producto que se deposita sobre el pincel sintético que lleva incorporado y de ahí fácilmente podremos aplicarlo sobre el rostro. 
La textura es un suave fluído color maquillaje, que no se cuartea, no tiene perfumes y no reseca.  Una vez difuminado (mejor con los dedos en mi opinión) deja un sutil halo de luz que no se aprecia de dónde viene ni dónde acaba y que es el punto final a cualquier maquillaje impecable. 

¿Cuales son las zonas en las que aplicar el Touch Eclat?:
*encima del hueso del pómulo
*en el arco de la ceja
*párpado móvil
*lagrimal
*contorno de labios
*laterales y frontal de la nariz 
*arco de cupido (labio superior)

Cada cierto tiempo de uso conviene lavar el pincel como hacemos con nuestras brochas de maquillaje, así se evita que el producto se contamine.
Se recomienda su uso después del maquillaje para aplicar puntos de luz en encima del hueso del pómulo, arco de la ceja, lagrimal , alrededor de los labios, aletas de la nariz...

Muchos maquilladores recomiendan su utilización para revivir el maquillaje después del transcurso de todo el día.  Si después de muchas horas maquillada, te aplicas el Touch Eclat en la ojera, verás iluminada la mirada y el aspecto de cansada desaparecerá notablemente ya que borra los signos de fatiga al instante.
Al hilo de esto, siempre he oído que cuando queramos "retocar" el maquillaje después de muchas horas puesto, es mejor desmaquillarse y volver a empezar de nuevo, que hacer chapucillas.  Si sobre un rostro maquillado aplicamos la base en las zonas más grasas o en aquellas que por el roce ha desaparecido el maquillaje, podemos correr el riesdo de que no lo difuminemos bien y nos quede "a ronchos"...

Hay 4 tonos, el mío es el 1 que es el más clarito.  Yo lo uso siempre de ese tono independientemente de que sea verano o inverno ya que aunque me pongo algo morena, se trata de un iluminador y no de un corrector que haya que cambiar el tono en función del tono de la piel.
Hay que tener un extremo cuidado de elegir el tono correcto porque si no elegimos el más adecuado con nuestro tono de piel no obtendremos los resultados esperados.  Por eso recomiendo acercarnos a una perfumería y escogerlo con cuidado, no lo compréis on line la primera vez si antes no lo habéis testado en vivo y en directo.

Los tonos disponibles en España son estos, pero el año pasado YSL sacó nuevos tonos que parece que no han llegado ni llegarán a nuestro país.


Rose Lumière Nº1: para pieles claras rosadas.

Ivoire Lumière Nº2: para pieles claras beige.

Pêche Lumière Nº3: para pieles beige dorado o bronceadas.

Caramel Lumière Nº4: para pieles étnicas.









Estos son los tonos que no tenemos en España...










 
Ha sido tal el éxito del Touch Eclat que los chicos también tienen su versión.



Con motivo de su 20º aniversario se ha lanzado una edición especial limitada en la que el clásico envase se viste de un tono dorado con un efecto ligeramente martillado, en una versión que combina los accesorios Byzance crados para la colección Crucero 2011 de Yves Saint Laurent.

Sus imitadores más cercanos son Clinique’s Airbrush Concealer, L’Oreal Touche Magique, Revlon Age Defyning, Revlon Skinlights, ArtDeco Perfect Teint Illuminator... pero en mi opinión no tienen nada que ver.

Puntuación: 9/10
¿Lo volvería a comprar? Sí, siempre, es un fijo de mi neceser desde hace casi 10 años.
Enlaces a esta entrada